El renovado frente le da un nuevo estilo de mayor carácter a todo el conjunto exterior mientras que por dentro el tablero ya no es análogo, cambia a digital.

Diego Hernández Sánchez

Combinar deportividad con capacidades off road en un vehículo pensado para la familia podría sonar a que algo de las tres características no es verdad. No obstante, BMW X3 M40i 2018 es el SUV que ha llegado para demostrar lo contrario.

img_3288

De entrada, ahora la carrocería se conforma de líneas que sobresalen de los costados y frente, adoptando un carácter aún más deportivo. Los rines se pueden escoger entre 18 y 21 pulgadas, en esta ocasión, manejamos la versión M40i que destaca por los grandes calipers azules con lo leyenda M.img_3343

Al interior, combina pieles y plásticos finos bicolor, lo que denota la esencia del modelo. Es preciso mencionar que en un 90 por ciento todo es pensado y diseñado alrededor de la comodidad de los ocupantes, y también con el objetivo de que el manejo sea ergonómico a fin de brindar un mejor apoyo a la hora de llevar su potente motor y suspensión al límite. Equipa un 6 cilindros en línea twin power turbo que genera 360 caballos de fuerza y 500 Nm de torque. Cuando encendemos el modo Sport Plus podemos escuchar el grave sonido al alcanzar las 6 mil 500 revoluciones por minuto hasta hacer el corte para pasar a la siguiente velocidad, es toda una experiencia tras el volante.

img_3207

Se encuentra bien plantada gracias a la suspensión M y la tracción integral XDrive. De hecho, nos brinda desde un manejo cómodo o deportivo hasta poder cruzar caminos irregulares.

Tuvimos la oportunidad de cruzar un pequeño río además de subir y bajar una montaña en donde la tracción hace su trabajo dando el torque necesario para llegar a la cima sin perder tracción; al bajar, el asistente de pendientes demostró ser muy intuitivo y seguro descendíamos sin necesidad de acelerar ni frenar, nosotros solo nos encargábamos en apuntar con el volante por el terreno adecuado.

img_3369

El sistema de infoentretenimiento se basa en la pantalla central de 12 pulgadas con el sistema de reconocimiento de gestos. Solo basta con posicionar el dedo frente a esta para hacer círculos y subir el volumen o mover la palma hacia los lados para cambiar de canción o carpeta. En general, estamos ante el vehículo que cuando se tiene familia necesitamos, esto gracias a su versatilidad.

El precio es de un millón 49 mil pesos, un precio que es hasta cierto punto razonable por la oferta que nos propone en equipamiento. La versión de entrada, con cuatro cilindros, parte de los 800 mil pesos.

No se permiten comentarios