Jeep, la división de rápido crecimiento de Fiat Chrysler , ha generado interés de adquisición de un rival chino, lo que representa la más reciente señal de que los negocios de la empresa ítalo-estadounidense podrían estar disponibles justo en momentos en que automotrices asiáticas están a la caza de activos europeos y estadounidenses.

Bloomberg

Great Wall Motor, el mayor fabricante de China de vehículos utilitarios deportivos (SUV), está interesado en adquirir Jeep y seguirá supervisando la situación, dijo un portavoz del fabricante de Baoding. Fiat señaló que no ha habido contactos con Great Wall por Jeep “o por cualquier otro asunto relacionado con sus negocios”.

Attendees look at a Fiat Chrysler Automobiles NV Jeep Compass sports utility vehicle (SUV), manufactured by Guangzhou Automobile Group Co., on display at the China (Guangzhou) International Automobile Exhibition in Guangzhou, China on Saturday, Nov. 19, 2016. The show opens to the public on Nov. 21. Photographer: Qilai Shen/Bloomberg

Photographer: Qilai Shen/Bloomberg

Los comentarios de la empresa china, que impulsaron las acciones de Fiat a un nivel récord en transacciones en Milán, se producen en medio de especulaciones de un acuerdo en momentos en que la fabricante de vehículos revisa su estrategia en medio de presiones para competir con grupos automotrices más grandes. Pero, una venta solo de Jeep es poco probable.

La marca todoterreno sostiene el negocio masivo de autos de la compañía ítalo-estadounidense y vender la división dejaría un vacío junto a las marcas Dodge, Chrysler y Fiat. Como reflejo de la importancia de la marca, Morgan Stanley estima que Jeep tiene un valor de 20 mil 600 millones de euros (24 mil millones de dólares), alrededor de 4 mil millones de euros más que el valor de mercado de todo el grupo.

Workers assemble cars at the Beijing Jeep plant in Beijing, China June 9, 2004. Photographer: Doug Kanter/Bloomberg News.

Planta de Jeep en Beijing. Photographer: Doug Kanter/Bloomberg News.

Hay complicaciones para un posible acuerdo con Great Wall. Fiat Chrysler fabrica jeeps en China con la rival Guangzhou Automobile Group. El socio ha indicado que actualmente no tiene planes de adquirir la marca de SUVs.

La adquisición de Jeep podría acelerar los planes del presidente del directorio de Great Wall, Wei Jianjun, de hacer que el fabricante de SUVs venda modelos más caros y rentables, tras introducir recientemente una nueva marca prémium llamada WEY. Un acuerdo por Jeep pondría a Great Wall en un camino similar al de Zhejiang Geely Holding Group Co., compañía que adquirió la sueca Volvo Cars y que recientemente selló la compra de una participación mayoritaria en el propietario de Lotus, la marca británica de autos deportivos.

The Fiat Chrysler Automobiles NV Jeep Grand Cherokee Trackhawk sports utility vehicle (SUV) sits on display during the 2017 New York International Auto Show (NYIAS) in New York, U.S., on Wednesday, April 12, 2017. The New York International Auto Show, North America's first and largest-attended auto show dating back to 1900, showcases an incredible collection of cutting-edge design and extraordinary innovation. Photographer: Mark Kauzlarich/Bloomberg

El nuevo Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Photographer: Mark Kauzlarich/Bloomberg

Desarrollar una marca de lujo tomaría años y no tendría asegurado el éxito, mientras que Jeep ofrece reconocimiento instantáneo de nombre y una presencia global. Modelos como el Jeep Cherokee de 209 mil 800 yuanes (31 mil 400 dólares) también impulsaría a Great Wall al lucrativo segmento de alta gama. Por otro lado, el H6 de 88 mil 800 yuanes de Great Wall compite en un campo atestado con ofertas como el Boyue de Geely Automobile Holdings Ltd., el Trumpchi GS4 de Guangzhou Auto y el CS75 de Chongqing Changan Automobile Co.

 

No se permiten comentarios